Millennials y Centennials, ¿generaciones más saludables?

Cerca de 90% de colombianos incluyen las sopas en su alimentación. En industrias como banca, la tendencia a una alimentación saludable ha incrementado.

La firma multinacional Sodexo, reveló información sobre los tipos de alimentos predominantes en diferentes regiones del país, así como en diversas industrias, con lo cual se puede evidenciar una conexión cultural y gastronómica. En Cali y la Costa, por ejemplo, ha habido un aumento de 40% en el consumo de jugos naturales sin azúcar, a pesar de ser lugares caracterizados por el consumo de bebidas procesadas.

A pesar de las preferencias de la población a la hora de elegir su alimentación, factores como el horario laboral y distancias de desplazamiento, inciden en que se le esté restando importancia a una de las comidas más importantes del día, el desayuno. Los cereales, galletas y bebidas calientes, se han convertido en un gran aliado en la mesa de los colombianos para ese momento del día, afirma Juan Carlos Cuartas, Director de Servicios y Operaciones de Sodexo.

 

Contrario a lo anterior, la mayor importancia se ha enfocado a la hora del almuerzo, espacio del día en que prefieren una alimentación más completa. Las personas mayores de 35 años, en su mayoría, optan por un almuerzo tradicional ‘completo’, compuesto por sopa, bandeja seca, jugo y postre. Entretanto, los más jóvenes, generaciones Millennials (1980-1993) y Centennials (1994-presente), y mayoría de mujeres, prefieren un menú más flexible y ligero, donde se enfocan en el porcentaje proteico, vegetales y carbohidratos, haciendo un enfoque en el balance de sus componentes.

 

No obstante, el arroz y ciertos carbohidratos como la papa, yuca o plátano, culturalmente, se han ido arraigando y están presentes en el plato de la mayoría de los colombianos, sin importar regiones. A pesar de ser tan diferentes, en algo sí coincide la mayoría de los gustos de los colombianos, con predominancia masculina: en recibir un postre tras el almuerzo, ese toque dulce antes de continuar su jornada.

 

Y es que no sólo las edades son factores incidentes o en los que se ha encontrado una relación compartida entre preferencias alimenticias en nuestro país, de hecho, según indicó el ejecutivo, se encuentra igualmente en las diversas industrias. Con relación a los menús saludables, el 10% de los colaboradores de la industria manufacturera los prefieren, por su parte, en Farma es un 20% y en Banca un 30%.

 

Manufactura, requieren más calorías

Según Sodexo, en este tipo de industrias de profesiones muy técnicas, los operarios realizan mayor esfuerzo físico, por lo cual requieren una alta ingesta calórica y optan por menús con un alto contenido proteínico, incluyendo arroz, sopas, pastas, porciones grandes de carnes rojas, pollo y pescados, al igual que bebidas. En este ámbito, la Generación X (1962-1980) y los Millennials, son quienes más se inclinan por dicho menú, dejando de lado las opciones vegetales. Sin embargo, es la generación Baby Boomers (1946-1965), quienes optan por menús más saludables, incluyendo platos vegetarianos.

 

Farma, industria con tendencia cada vez más sana

Con una marcada equidad de participación femenina y masculina en los cargos de esta industria, dice Cuartas, se evidencia la preferencia por un menú tradicional y un poco más saludable, pues optan en mayoría por preparaciones a la plancha y al horno, especialmente aquellos pertenecientes a las generaciones Millennials y X.

 

Banca, preferencia femenina y hacia una mejor alimentación

En este sector predominan cargos administrativos femeninos, con gran presencia de Millennials y Centennials, y se ha visto una tendencia alta por opciones alimenticias más naturales, donde se incluyen opciones como ensaladas y preparaciones livianas, al igual que vegetarianas.

 

“No hay que ser expertos para saber que, en cada región de este país, existe una predilección por la gastronomía autóctona, de hecho, es una parte muy importante de la identidad de cada pueblo”, comenta Juan Carlos Cuartas de Sodexo. Entre los datos compartidos, se dice que no disminuye de 90% el factor de consumo de sopas en todo el territorio nacional.

 

En Antioquia, los favoritos en la mesa incluyen frijoles, chicharrón y plátano para los almuerzos, y arepas de tela al inicio del día; en Bogotá, el ajiaco y caldo de costilla, son típicos en cualquier restaurante; por su parte, en la Costa, los pescados en diferentes preparaciones, mote de queso, patacones y arepa de huevo, son delicias que se disfrutan todos los días del año; en el Valle del Cauca, finalmente, la Chuleta valluna, sancocho, pasteles y aborrajados, se llevan todas las miradas.

 

La gastronomía es, en definitiva, un factor determinante para la cultura de una región y país. Según la información revelada por la multinacional francesa, es posible evidenciar la diversidad gastronómica y preferencias de los colombianos, que, a pesar de las múltiples variaciones del mundo moderno, siguen siendo autóctonas.