Colombia, despensa de frutas y verduras para Europa y el mundo

Colombia estuvo presente por cuarta vez consecutiva en la Feria MACFRUT 2019, una de las vitrinas hortofrutícolas más importante en el mundo; con la participación de empresas productoras y comercializadoras de frutas exóticas, banano, cebolla larga, plátano, limón Tahití, frutos amazónicos, especialmente Sasha Inchi, adicional a la generación de valor agregado en productos con frutas deshidratadas, semi procesados de plátano y sacha Inchi.

Estas empresas participaron gracias a la alianza estratégica entre ProColombia y la Corporación Colombia Internacional (CCI), quienes han liderado durante los últimos años la presencia permanente de nuestro país, posicionando productos propios en los principales mercados de Europa, Asia, Medio Oriente, Estados Unidos y África. MACFRUT integra igualmente toda la cadena de valor del sector de frutas y hortalizas, razón por la cual el aprendizaje de los participantes y más aún el cierre de negocios ciertos en estos mercados, ha sido un éxito.

Adriana Senior, presidente de la Corporación Colombia Internacional (CCI) y organizadora de la participación de Colombia en la Feria, comentó que “MACFRUT ha demostrado ser una feria de negocios concretos para exportar frutas colombianas e importar tecnología de punta, llegamos a atender clientes del mundo, no solo de Europa y, se pudo reiterar que tenemos el futuro más alentador al ser proveedores de frutas y verduras frescas y procesadas a nivel mundial, así que en CCI seguimos sembrando a Colombia para el Mundo.

Fue una feria con resultados muy positivos para las empresas expositoras, logrando dar a conocer sus productos y abrir oportunidades de negocios rentables y sostenibles. En MACFRUT se concretan acuerdos no solo para Italia, sino para todo Europa y el mundo; los compradores no son solo observadores, ordenan volúmenes con condiciones muy interesantes para la oferta colombiana.

La eterna elegancia del negro

Si hablamos de colores y moda, el negro es el rey. Ninguno se le compara en temas como versatilidad, fuerza, control y poder. Favorito de Coco Chanel, artistas y creativos, es la tonalidad perfecta cuando se busca lucir elegante y moderna, pero a la vez práctica y atemporal. ¿Quién no tiene en su closet un little black dress, ese vestidito negro perfecto? Y junto a él, unos pantalones negros, una blusa negra y una falda negra. Cuando Lady Gaga se convirtió en Audrey Hepburn para transmitir una elegancia exquisita, lo hizo con un impactante vestido negro en los Premios Oscar.

En el mundo del maquillaje y la belleza el negro también ocupa un lugar protagónico. Para demostrarlo está un delineado “cat eye” en negro o unas uñas pintadas de este color. Incluso, los tiempos en que el labial negro era visto con recelo y reservado solo para las más oscuras estrellas de rock o aquellos con marcada inclinación gótica, pasaron a la historia. Hoy aparecen nuevas versiones ampliando su rango de atractivo y posibilidades de uso.

Los hogares tampoco han escapado a la obsesión por el negro:  las cocinas negras, el negro en azulejos, mobiliario, topes y detalles, otorga un aire de sofisticación y modernidad incomparable. Las “Black Edition” que nacen en el mundo de la tecnología son otra buena prueba. Para una muestra, la Switch 7 Black Edition de Acer, impecablemente negra y elegante, un ejemplo de hasta dónde el diseño convierte lo cotidiano en un derroche de estilo, un portátil que todos queremos tener, y exhibir.

Mientras, la comida negra es una tendencia que crece bajo la etiqueta #blackfood para definir la última corriente foodie. Pastas, pizzas, hamburguesas, panes, jugos, tragos, postres, helados negros conquistan Instagram y se instalan en la vida de sus seguidores teniendo como ingrediente principal al carbón activado.

¿El negro sigue siendo el rey? Parecería que sí y por mucho más tiempo.