La eterna elegancia del negro

Si hablamos de colores y moda, el negro es el rey. Ninguno se le compara en temas como versatilidad, fuerza, control y poder. Favorito de Coco Chanel, artistas y creativos, es la tonalidad perfecta cuando se busca lucir elegante y moderna, pero a la vez práctica y atemporal. ¿Quién no tiene en su closet un little black dress, ese vestidito negro perfecto? Y junto a él, unos pantalones negros, una blusa negra y una falda negra. Cuando Lady Gaga se convirtió en Audrey Hepburn para transmitir una elegancia exquisita, lo hizo con un impactante vestido negro en los Premios Oscar.

En el mundo del maquillaje y la belleza el negro también ocupa un lugar protagónico. Para demostrarlo está un delineado “cat eye” en negro o unas uñas pintadas de este color. Incluso, los tiempos en que el labial negro era visto con recelo y reservado solo para las más oscuras estrellas de rock o aquellos con marcada inclinación gótica, pasaron a la historia. Hoy aparecen nuevas versiones ampliando su rango de atractivo y posibilidades de uso.

Los hogares tampoco han escapado a la obsesión por el negro:  las cocinas negras, el negro en azulejos, mobiliario, topes y detalles, otorga un aire de sofisticación y modernidad incomparable. Las “Black Edition” que nacen en el mundo de la tecnología son otra buena prueba. Para una muestra, la Switch 7 Black Edition de Acer, impecablemente negra y elegante, un ejemplo de hasta dónde el diseño convierte lo cotidiano en un derroche de estilo, un portátil que todos queremos tener, y exhibir.

Mientras, la comida negra es una tendencia que crece bajo la etiqueta #blackfood para definir la última corriente foodie. Pastas, pizzas, hamburguesas, panes, jugos, tragos, postres, helados negros conquistan Instagram y se instalan en la vida de sus seguidores teniendo como ingrediente principal al carbón activado.

¿El negro sigue siendo el rey? Parecería que sí y por mucho más tiempo. 

5 razones que explican el por qué los restauranteros confían en apps de comida a domicilio

La comida a domicilio sigue ganando peso entre los ciudadanos. De acuerdo con un estudio realizado en conjunto por las firmas BrandStrat y Netquest, el 22% de los colombianos tiene y utiliza aplicaciones de comida a domicilio como iFood, aplicación cuyas particularidades son resaltar los platos típicos colombianos, que destacan la gastronomía local y; apoyar a los emprendedores, sin dejar de lado las grandes cadenas de comida, ofreciéndoles numerosas ventajas que van más allá de entregarle su comida hasta las puertas de sus clientes.

Así, la cultura de realizar compras online en Colombia ocupa el quinto lugar en la región, con un 4,4% de participación en el mercado online; lo que apunta a que,en 2021, las ventas de e-commerce en el país serían superiores a US$26.073 millones, según el reporte de industria sobre comercio electrónico en Colombia 2018-2019, entregado por Vtex.

Los Millennials se han convertido en la fuerza de venta más significativa y de mayor valor para el desarrollo de este sector en Colombia.Sin duda alguna, son estas últimas generaciones quienes definirán la hoja de ruta para el éxito del e-commerce nacional”, afirma Luis Miguel Ballestas, Country Manager de iFood Colombia.

Pero específicamente, ¿cuáles son los factores, además de los Millennials -la generación que no cocina- que impulsan el auge de la comida a domicilio en Colombia? El Índice de Precios al Consumidor juega un papel importante, al introducir nuevos productos de gasto como, por ejemplo, servicios de streaming. Cabe destacar que, en el cálculo del IPC, los alimentos y bebidas no alcohólicas ocupan el 15,05%, mientras que restaurantes y hoteles, el 9,43% de los presupuestos mensuales de las familias colombianas. En cuanto a las categorías de comida favorita al momento de pedir un domicilio, la comida rápida lidera las órdenes con un 39%, seguida por las hamburguesas (17%), pizza (9%), típica (6%), pollo (6%) y parrilla (4%), según cifras de iFood a nivel nacional.

Otra razón es, la variedad de restaurantes que les permite a los usuarios encontrar platos de estilos y precios diversos, en un mismo lugar, adaptando estas aplicaciones de Delivery Online a los momentos del día a día, en el que las personas no quieren cocinar, tienen un antojo, o están con sus familiares y amigos. Cabe destacar que, iFood tiene más de 20 categorías de comida, entre las que se destacan picadas, licores y ejecutiva.

“Desde siempre, la comida rápida ha sido la alternativa más preferible para los usuarios, pero es importante señalar que, la comida tipo típica, parrilla, pollo y platillos más relacionados al almuerzo continúan creciendo a medida que vamos diversificando las opciones”, añade Ballestas.

El “Boom” de dichas apps también lo refuerza la generación de empleo que estas compañías ofrecen, al convertirse en una opción de ganancias no sólo para los dueños de establecimientos, sino también para los repartidores. Por ejemplo, iFood aumentó alrededor de un 50% la contratación de repartidores para diciembre, en comparación con noviembre de 2018. “Hasta ahora, en algunas ciudades en las que el servicio de logística propia está disponible, se encuentran vinculados más de 260 domiciliarios”, asegura el empresario.

Los beneficios en términos de costos, tanto para propietarios de restaurantes como para usuarios, quienes no se tienen que movilizar y soportar el tráfico de las ciudades para disfrutar de una comida perfecta, completan las cinco razones que explican la expansión de este negocio en territorio nacional. Hay que resaltar que, plataformas como iFood apoyan a los pequeños y medianos restaurantes, así como las grandes cadenas tradicionales, alcanzando un mayor número de consumidores y aumentando las ventas y ganancias.

“Cada experiencia es distinta una de la otra. Moverse hasta un restaurante, esperar por la mesa, luego la comida y disfrutar del ambiente, es algo que todavía tiene y tendrá mucho valor para las personas. Pero, con las apps de domicilio, esa experiencia la llevamos a un escenario donde el cliente podrá minimizar todos sus esfuerzos: dinero, tiempo y operación para obtener el mismo servicio”, puntualiza Luis Miguel Ballestas, Country Manager de iFood Colombia. 

Según cifras de Google, durante los cuatro primeros meses de 2018, entre enero y abril, 70% de las búsquedas con deseo de compra fueron realizadas desde un smartphone.

  • Colombia y México son dos de los países, junto con Brasil, Argentina y Chile, con mejor pronóstico para las ventas por e-commerce en Latinoamérica.