Una empresa formal, un negocio legal

Negocio legal‘Colombia se formaliza’ es la estrategia que adelanta el Gobierno Nacional para lograr que cada vez más empresarios salgan de la sombra de la informalidad e ingresen al mundo de los negocios legalmente constituidos. Conozca la ley y los beneficios de ser una empresa formal. Por Paola Martínez. Fotos: ©2013 Thinkstock.     El 2012 cerró con balance positivo: la creación de empresas aumentó un 11,6%, lo cual significa que durante todo el año se constituyeron 64.421 compañías. Aunque el auge económico y la confianza de los inversionistas tuvieron una gran incidencia en este crecimiento, la Ley de Formalización y Generación de Empleo también fue un factor decisivo.   Consciente de que en el país hay una elevada tasa de informalidad, calculada en el 50% del total de las empresas existentes, el Gobierno, con el apoyo de diferentes instituciones, como el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Confecámaras, se ha puesto en la labor de dar a conocer esta ley y explicar por qué es mejor actuar dentro de la legalidad. ¿Qué pretende realmente la Ley 1429 de 2010?, ¿qué tan rentable resulta ser legal?, ¿trae más beneficios que gastos?   Negocio legalPara resolver estos interrogantes y explicar los pormenores de la normatividad, la revista CATERING consultó con la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio -Confecámaras-. Según los expertos, con esta Ley el Gobierno Nacional busca impulsar el desarrollo de la actividad empresarial y la generación de empleo a través de incentivos que faciliten la creación de empresas y la formalización, poniéndose al día con la matrícula mercantil. En términos concretos, al 2014 se busca formalizar unos 500 mil empleos y reducir la informalidad empresarial en un 20%.   Para lograrlo, la Ley ha decidido ofrecerle al emprendedor o al informal una serie de importantes beneficios:   • Progresividad en el pago y renovación de la matrícula mercantil. – Primer año. Pagará el cero por ciento (0%) del total de la tarifa establecida para la obtención de la matrícula mercantil. – Segundo año. Pagará el cincuenta por ciento (50%). – Tercer año. Pagará el setenta y cinco por ciento (75%). – Cuarto año. Pagará el cien por ciento (100%).   • Progresividad en el pago de parafiscales. No pagarán contribuciones parafiscales a las cajas de compensación, al SENA, al Bienestar Familiar, a la subcuenta de solidaridad en salud y al Fondo de Garantía de Pensión Mínima durante los primeros dos años, y pagarán tarifas reducidas del tercer al quinto año. Este beneficio tendrá vigencia hasta el año 2014. – Primer y segundo año. 0%. – Tercer año. 25%. – Cuarto año. 50%. – Quinto año. 75%. – Sexto año. 100%.   • Impuesto de renta. No pagarán impuesto de renta durante los primeros dos años, y tendrán una tarifa reducida del tercer al quinto año. Este beneficio tendrá vigencia indefinida. – Primer y segundo año. 0%. – Tercer año. 25%. – Cuarto año. 50%. – Quinto año. 75%. – Sexto año. 100%.   • Incentivos para la generación de empleo en grupos vulnerables. Los empresarios que generen empleo en los siguientes grupos vulnerables tendrán descuentos en el impuesto sobre la renta y complementarios de los aportes parafiscales y otras contribuciones de nómina. – Empleados que al momento del inicio del contrato de trabajo sean menores de veintiocho (28) años. – Personas en situación de desplazamiento, en proceso de reintegración o en condición de discapacidad. – Mujeres que al momento del inicio del contrato de trabajo sean mayores de cuarenta (40) años y que durante los últimos doce (12) meses hayan estado sin contrato de trabajo.   Negocio legalEstos beneficios se otorgarán siempre que el empleador responsable del impuesto aumente el número de empleados en relación con el número que cotizaban a diciembre del año anterior, e incremente el valor total de la nómina respecto al del mes de diciembre del año gravable inmediatamente anterior al que se va a realizar el correspondiente descuento.   Ser formal, ¿un buen negocio?   Como se observar, la ley pone sobre la mesa grandes beneficios económicos para todo aquel que desee formalizarse; sin embargo, para el Gobierno lo más importante es que los empresarios entiendan que ser informal es un mal negocio y que la formalización debe tomarse en serio, ya que es la única vía para sobrevivir en un mercado competitivo y para robustecer la economía colombiana.   Según un informe de Confecámaras, “estar en la informalidad implica: obstruir el crecimiento del país al ofrecer empleo de baja calidad; tener bajos niveles de eficiencia en la producción; crear distorsiones en los mercados al ser motor de la economía subterránea; generar competencia desleal entre las empresas; tener un crecimiento limitado en el interior de la empresa, un alto riesgo de muerte (baja supervivencia en el mercado), bajo acceso al crédito y a los servicios gubernamentales y una alta vulnerabilidad frente a los riesgos profesionales y pensionales de los trabajadores”.   Aunque los males de la informalidad son evidentes para las empresas, el país también pierde: mientras no se combata la informalidad, Colombia no logrará su meta de pasar de un PIB per cápita de USD$3.000 a uno de USD$18.000, y pasar del octavo puesto al tercero de América Latina en materia de competitividad.   Teniendo en cuenta los amplios riesgos que trae la informalidad, resulta necesario ver la otra cara de la moneda y entender por qué ser legal sí es un buen negocio:   Negocio legal• Puede desarrollar su negocio abiertamente y sin restricciones, ya que sus trabajadores están seguros, lo que evita que se incurra en gastos extraordinarios como indemnizaciones y posibles sanciones. • Se bene¬ficia de los Tratados de Libre Comercio, porque puede acceder a nuevos mercados y a productos de otros países. • Tiene acceso a capacitaciones gratuitas y fondos de financiación; participa en ruedas de negocios nacionales e internacionales; puede elegir y ser elegido como integrante de diferentes organizaciones públicas y privadas, entre otros. • Obtiene mayores posibilidades de acceder a créditos y productos bancarios, y logra préstamos con menores tasas de interés. • Hace que sus productos y/o servicios lleguen a grandes clientes y puedan participar en las convocatorias de compra estatal. • Sus actividades comerciales tendrán registros que garanticen la calidad de sus productos o servicios, lo cual evitará poner en riesgo el buen nombre de su negocio.   El camino hacia la formalización   Para llegar a la meta de acabar con la informalidad, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, junto con las Cámaras de Comercio del país, viene aplicando diferentes herramientas de sensibilización y entrenamiento a los microempresarios que desean formalizarse. Al respecto, el ministro Sergio Díaz Granados dice que la estrategia ‘Colombia se formaliza’ consiste en programas tales como brigadas, ruedas de servicios, rutas, proyectos sectoriales e iniciativas encaminadas a la promoción de la normatividad vigente. De esta manera, los interesados cuentan con diversos canales para informarse y adaptarse a la formalización.   De estos programas, dos de los que han presentado mejores resultados, según lo ha manifestado Díaz Granados, son las ‘Brigadas para la formalización’ y las ‘Rutas empresariales’. Con el primero se sensibiliza de manera personalizada a unidades informales (empresas no formales), mediante una metodología de barrido denominada “manzana a manzana”, lo que garantiza un total reconocimiento de todas las pequeñas empresas.   Estas brigadas brindan orientación en el proceso de formalización y ofrecen un paquete de servicios de entidades públicas y privadas, tales como programas de formación empresarial con Cámaras de Comercio y el SENA. En 2012, Confecámaras desarrolló este programa con 33 Cámaras de Comercio del país y logró la sensibilización de 77.615 unidades informales y la formalización de 25.525 empresas.   Por su parte, el programa de ‘Rutas empresariales’, que el ministerio lidera en conjunto con la Cámara de Comercio de Cali, cuenta con dos componentes: ‘Ruta micros para la formalidad’ y ‘Ruta micros para el fortalecimiento’, con los cuales se busca que las empresas no sólo se formalicen, sino que permanezcan en la formalidad, crezcan y compitan exitosamente en los ámbitos nacional e internacional. Este programa brinda información sobre gestión empresarial, conceptos y herramientas administrativas y gerenciales, promoción de negocios y consultoría.   “Con los positivos resultados obtenidos mediante la estrategia ‘Colombia se formaliza’ se demuestra que los empresarios del país creen cada vez más que ser formal abre muchas puertas y que es, en definitiva, el mejor negocio”, puntualiza el ministro Díaz Granados.   ¿Qué significa ser formal?   Negocio legal• Estar inscrito en el registro mercantil. • Estar inscrito en el Registro Único Tributario –RUT- y contar con los registros de impuestos departamentales, locales o distritales. • Haber registrado la empresa y a sus trabajadores en una Administradora de Riesgos Profesionales. • Tener registrada la empresa en el sistema de seguridad social en salud y en una caja de compensación. • Tener afiliados a sus trabajadores al sistema de seguridad social (salud y pensiones) y a una caja de compensación familiar. • Llevar la contabilidad según los lineamientos normativos. • Pagar impuestos. • Cumplir las normas relacionadas con la apertura y funcionamiento de establecimientos de comercio: Sayco – Acinpro, normas ambientales, de seguridad física, del uso de suelo, sanitarias y de salud.   ¿Quiénes pueden acceder a los beneficios de la ley y quiénes no?   La ley aplica para las pequeñas empresas, es decir, aquellas cuyo personal no sea superior a 50 trabajadores y cuyos activos totales no superen los 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes. Pueden ser beneficiarias las compañías que hayan iniciado su actividad económica a partir de la entrada en vigor de la Ley 1429 (29 de diciembre de 2010) o las empresas ya existentes que deseen formalizarse.   No tendrán acceso a los beneficios en matrículas y renovaciones, ni a beneficios tributarios y parafiscales, las pequeñas empresas constituidas con posterioridad a la entrada en vigor de esta ley, en las cuales el objeto social, la nómina, el o los establecimientos de comercio, el domicilio, los intangibles o los activos que conformen su unidad de explotación económica sean los mismos de una empresa disuelta, liquidada, escindida o inactiva con posterioridad a la entrada en vigor de la presente ley.   De igual forma, las pequeñas empresas que se hayan acogido al beneficio y permanezcan inactivas serán reportadas ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).   Para obtener más información sobre el proceso de formalización y de sus respectivos programas, puede consultar: http://www.confecamaras.org.co/brigadas/ http://colombiaseformaliza.com/ Ministerio de Comercio, Industria y Turismo: Tel.: (1) 606 76 76, ext. 3251 / 3252.

Comentarios

comentarios