La legalidad se toma la rumba

La legalidad se toma la rumbaEl buen comportamiento ciudadano durante tres pruebas piloto de rumba hasta las 5 de la mañana fue la luz verde al decreto de la extensión de apertura de los establecimientos de expendio de bebidas alcohólicas en zonas como Teusaquillo, Suba, Chapinero y Kennedy. Por Camila Vélez. Fotos: ©2014 Shutterstock.com     Off a la música, on a las luces intensas, la rumba, por ahora, ha acabado. Los bares cierran a la misma hora y la gente sale al reencuentro en las calles capitalinas en búsqueda de más diversión y alcohol. La noche, con los jóvenes como protagonistas, ha sido escenario de riñas, violencia, inseguridad y clandestinidad, lo que da paso a una ciudad caótica.   Una manera de contrarrestar esta situación la impulsó el exalcalde Antanas Mockus en 1995 con la ‘Ley zanahoria’, la cual restringía el funcionamiento de los bares hasta la 1:00 a.m. Entonces se hablaba de una posible disminución de factores como violencia y homicidios por causa de esta medida. Sin embargo, para Camilo Ospina, presidente de Asobares, esta prohibición dio paso al aumento de la clandestinidad y la ilegalidad. El nacimiento de una nueva propuesta podría cambiar la dinámica de la rumba en la ciudad de Bogotá.   Luz verde   La legalidad se toma la rumba‘Rumba humana y responsable’ fue el concepto con el que se realizó una investigación basada en tres pruebas piloto, que medía la reglamentación, comercialización y los conflictos de las zonas de rumba en Bogotá. El Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (CEACSC) fue el encargado de realizar los estudios y facilitar los resultados para todo el proceso.   Las pruebas piloto se realizaron durante los días 28 de junio y 5 y 12 de julio de 2014, y permitieron evaluar el impacto que generó el hecho de extender la rumba durante dos horas (de 3:00 a.m. a 5:00 a.m.). El monitoreo y seguimiento se centró en identificar aspectos como conflictividad, violencia y delito.   La disminución de riñas, accidentes de tránsito, homicidios e ilegalidad de la rumba (clubes privados clandestinos) durante estas pruebas piloto fue la luz verde para la variación de los horarios en algunos sectores de la ciudad, específicamente en Teusaquillo, Kennedy, Suba y Chapinero. Su principal objetivo es fortalecer la autorregulación, el autocontrol de la ciudadanía y la legalización y formalización de la rumba.   Una de las principales razones por las cuales la Administración Distrital tomó la decisión de extender la rumba fue la proliferación de ‘amanecederos’ que violan el horario permitido por la ley. Según las cifras obtenidas de un estudio realizado en 2013 por la Secretaría General de la Alcaldía y el apoyo técnico del CEACSC, de los 2.193 clubes encontrados en Bogotá solo el 17% de ellos tiene la licencia activa.   Así pues, buscando la adecuada administración del entretenimiento nocturno con lugares seguros y responsables, que cumplan los requisitos exigidos por la ley en lo referente a seguridad, salubridad y convivencia ciudadana, se fijó el decreto de rumba extendida para algunas zonas, o mejor, establecimientos de la capital.   Balance positivo   A pesar de las opiniones negativas acerca de las consecuencias de esta nueva propuesta, durante los últimos fines de semana, el buen comportamiento ciudadano se ha evidenciado en la disminución de las tasas de accidentalidad y homicidios en Bogotá.   La legalidad se toma la rumbaIncluso, en las pruebas piloto, la disminución en las tasas de conflictividad ya era notoria. Según el comparativo realizado por el CEACSC, entre la primera prueba piloto y la última, la disminución de riñas fue de un 33%, mientras que se registraron cero accidentes de tránsito con heridos y homicidios en las zonas de rumba.   La Secretaría de Gobierno ha hecho énfasis en que los casos de riñas, accidentalidad con heridos y homicidios presentados en el último mes en la ciudad de Bogotá no han tenido relación alguna con la ampliación del horario de los establecimientos. Otro aspecto positivo es el de la economía bogotana, la cual, según Camilo Ospina, se ve beneficiada por el aporte que la rumba extendida logra al generar una mayor dinámica en establecimientos de comidas rápidas, parqueaderos, transporte y conductores elegidos.   Sin embargo, la localidad de San Cristóbal fue la excepción. Luego de obtener resultados negativos por el aumento de riñas, homicidios e inseguridad durante y después de la medida de horario extendido, la policía y el Distrito decidieron excluirla del decreto, y además, restringir la venta y consumo de licor después de la 1:00 a.m.; es decir, se retomó un poco el proceso de la ‘Ley zanahoria’.   Beneficios para algunos   Después de las tres pruebas piloto en las diferentes zonas de rumba en la ciudad, la Administración Distrital determinó que el tema no debe ser abordado por zonas, sino por establecimientos. La razón, según Camilo Ospina, es que no hay suficiente mercado para todos, lo que podría generar pérdidas para quienes, movidos por la presión comercial, se animen a estar abiertos hasta las 5:00 a.m. “Aquellos establecimientos que cuenten con una amplia infraestructura y una buena demanda son a los que les favorece esta medida”, enfatiza Ospina.   Hay que aclarar que solo formarán parte del decreto los bares que cumplan los requisitos de infraestructura, salubridad, seguridad y convivencia ciudadana. El ruido es un aspecto de gran atención, ya que el establecimiento que no controle o insonorice bien sus espacios será sellado hasta que realice las adecuaciones necesarias.   Por una Bogotá 24 horas   Ahora bien, la extensión de la rumba fue el primer paso por parte de la Administración Distrital para llegar a hacer realidad el proyecto ‘Bogotá 24 horas’. Si bien esta iniciativa no se limita a la rumba, esta es un eje importante para darle vida a los planes nocturnos.   La legalidad se toma la rumbaEl propósito es lograr que la ciudad tenga más diversidad en espacios, como centros comerciales y teatros, que le den vida a una Bogotá 24 horas. Una ciudad productiva las 24 horas generará mayor impacto sobre la propuesta de extender la rumba. Aunque la noche siempre ha estado acompañada de preocupaciones y temores con respecto a la seguridad, está en manos de las autoridades y la ciudadanía lograr consolidar esta política.   Alianza por la vida   Debido a que el tema de seguridad es transversal en esta propuesta, Asobares, en conjunto con la Secretaría de Movilidad, creó una aplicación de descarga gratuita que vela por la reducción de la accidentalidad causada por conductores que están bajo los efectos del alcohol.   La aplicación ‘Alianza por la vida’ está disponible desde el mes de agosto en el app store de iPhone y en celulares y tabletas con sistemas Android 2.0 en adelante. Servicio de taxis, conductores elegidos, parqueaderos 24 horas, monitoreo de una ruta segura y establecimientos recomendados con alcoholímetros pedagógicos son los servicios que esta aplicación les brinda a sus usuarios para el regreso a casa.   Camilo Ospina recomienda:   • Legalizar y formalizar el establecimiento. • Estar al día con sanidad, Cámara de Comercio, bomberos y demás requisitos legales. • Inscribir el establecimiento en la Secretaría de Gobierno por posible distintivo para rumba extendida. • Mantener la sonorización adecuada, no mayor a los 60 decibeles. • Mantener el firme compromiso de no vender licor adulterado ni permitir el ingreso de menores de edad.   Nota de interés En los fines de semana se prohíbe la venta y el consumo de alcohol entre las 5:00 a.m. y las 10:00 a.m., y entre semana, desde las 3:00 a.m. a las 10:00 a.m.

Comentarios

comentarios