Espacios que brillan con luz propia

PhilipsEn materia de decoración, la luz cumple un papel fundamental en la creación de ambientes acertados, de acuerdo con las impresiones que los establecimientos del sector HoReCa quieran generar en sus clientes. Los expertos dan las pautas. Por Francisco Cardona. Fotos: cortesía Philips.     La ambientación de cualquier espacio no depende sólo de su estilo arquitectónico o del mobiliario. La luz es uno de los aspectos que deben considerarse a la hora de generar gratas sensaciones. Este elemento inmaterial modifica la percepción de los espacios: puede hacerlos ver más pequeños o más grandes, cálidos o fríos, acogedores, relajantes o vibrantes y activos.   PhilipsAdemás, afecta los estados de ánimo, activos o pasivos. Sus cualidades o propiedades pueden modificarse de numerosas maneras, ya sea en intensidad o nivel de iluminación y en la ‘temperatura de color’. Dos profesionales en la materia, Jannette Ballestas, gerente de generación de demanda, y Juliana Ospittia, gerente de desarrollo de producto LED, de Philips, compartieron algunos tips muy útiles para usar de manera acertada la luz en los establecimientos del sector restaurador.   Para una cafetería o un restaurante de comida rápida se requiere una atmósfera totalmente distinta a la de un restaurante sofisticado, pues en ellos se busca mayor rotación. Por eso la luz puede ser uniforme y de colores más blancos, con un nivel de iluminación más alto.   En cambio, en un restaurante donde se quiere propiciar un ambiente romántico o refinado, la iluminación debe inspirar calidez y estar dispuesta de manera que los comensales se centren en los factores que más les interesan: una buena comida y una buena comunicación. “Quien diseñe los espacios de un restaurante sofisticado debe procurar que los usuarios tengan una buena luz, que la reproducción del color realce los platos y estimule los sentidos, y que el ambiente esté iluminado de manera delicada, sin que se generen deslumbramientos o brillos molestos”, comenta Juliana Ospittia.   Claves que salen a la luz   Existen tres tipos de tecnologías que se pueden conseguir en el mercado:   Philips• Incandescente. Es la más usada y corresponde a las bombillas tradicionales. “Estas bombillas sólo vuelven luz visible el 10% de la energía que consumen, mientras que el 90% restante se convierte en calor, razón por la cual son muy ineficientes”, asegura Juliana. Además, el Reglamento Técnico de Iluminación Interior y Exterior –Retilap-, el cual regula todas las fuentes de luz y su aplicación en Colombia, permite la comercialización de tales bombillas sólo hasta el 31 de diciembre de 2013. • Descarga de gas. Contienen un gas interno que produce la luz. Pueden ser de baja o alta presión. Entre las primeras están las bombillas halógenas, las bombillas ahorradoras y los tubos fluorescentes lineales. A las segundas corresponden las bombillas metales halógenas -utilizadas para la industria y la Iluminación comercial- y las bombillas de sodio -empleadas en el alumbrado público exterior o de seguridad-. • Estado sólido. Este dispositivo, conocido como –LED, por sus siglas en inglés Light Emitting Diode, emite una luz de un determinado color que no produce calor. En la actualidad, este tipo de tecnología está reemplazando las fuentes de luz tradicionales y se ha convertido en la opción preferida del mercado, pues no contiene mercurio, ayuda a ahorrar energía y tiene una larga vida útil.   En cuanto a los efectos que producen las luces, hay que tener en cuenta que la temperatura de color o color de luz es la apariencia de color de los objetos y espacios creada por una fuente de luz artificial medida en Kelvin (K). “Los números menores corresponden a las luces cálidas, y los números mayores, a las frías”, afirma Juliana. Las luces cálidas, que crean un ambiente de confort, se recomiendan para zonas de descanso. Por el contrario, como las luces frías o más blancas generan actividad y mayor atención, y tienen mejores niveles de iluminación, se aconsejan para sitios donde se busca que haya un buen grado de percepción.   Profesionales iluminados   PhilipsLa productividad, la motivación y el bienestar de los trabajadores están directamente relacionados con la iluminación, el mobiliario, la climatización y el diseño del espacio en el que se desempeñan. Así lo concluyó el Taller de Ergonomía Office Lab organizado por Philips, el cual tuvo lugar en el World Office Forum de Madrid.   Varios estudios han determinado que entre los diferentes aspectos que mejoran la sensación de bienestar de los empleados está la regulación de la luz a lo largo del día, teniendo en cuenta los biorritmos de las personas. Por ejemplo, la luz fría, que es más intensa y azul, ayuda a activar el organismo en el horario laboral, mientras que la luz cálida, que es menos intensa, contribuye al relajamiento en los momentos de descanso.   “Sabemos que las prácticas de los sectores restaurador y hospitalario son amigables con el medio ambiente; por eso utilizan lámparas LED. Son novedosas, seguras y sostenibles. Con ellas se logra ahorrar energía -hasta un 80%- y reducir las emisiones de CO2. Además, su mantenimiento es casi nulo y tienen una larga vida útil, la cual oscila entre las 25.000 y las 100.000 horas”, afirma Jannette Ballestas.   La tecnología LED de Philips permite hacer variaciones, ya sea en cuanto a cambios de color o en la intensidad de la luz. Muchos empresarios prefieren este tipo de iluminación, pues con ella pueden generar distintos ambientes en un mismo espacio.   Y como un restaurante, un bar o un hotel venden no sólo productos o servicios, sino experiencias, la luz es un aspecto fundamental que debe considerarse para asegurar la total satisfacción de los clientes.

Comentarios

comentarios