Un ron de talla mundial

Ron3Los productos con denominación de origen contribuyen a la buena imagen del país que lo alcanza y a la buena reputación de su industria. Los rones Botran de Guatemala son ejemplo de ello. Por Mónica Silva. Fotos: cortesía y ©2015 Shutterstock.com       En el año 2013, a Guatemala le fue otorgada la denominación de origen ‘Ron de Guatemala’. Este tipo de denominación protegida designa a una región o territorio en donde se elabora un producto con ciertas condiciones específicas. Este importante logro fue alcanzado gracias a la iniciativa de cinco licoreras, las cuales, buscando que el ron producido en su país fuera diferenciado y reconocido a nivel mundial, se fusionaron en los años 60 y adoptaron el nombre de Asociación Nacional de Fabricantes de Alcoholes y Licores (Anfal) o Industrias Licoreras de Guatemala, como es conocida comercialmente. Esta denominación de origen es de Guatemala, no de una marca en especial; de ahí la importancia para la industria licorera de este país.  
Isabel Medina, maestra ronera de la casa Botran, empresa tradicional guatemalteca.
Isabel Medina, maestra ronera de la casa Botran, empresa tradicional guatemalteca.
Adicionalmente, en enero de 2014, la Comunidad Europea aceptó la indicación geográfica del Ron de Guatemala. “Cuando un ron o un producto tienen una denominación de origen, sin duda alguna las personas que saben del tema le van a dar la importancia que merece. Actualmente, hay otros tres rones con denominación de origen: Venezuela, Cuba y Francia, cada una con sus propias cláusulas. Pero lo más importante es que somos los únicos rones reconocidos ante la Comunidad Europea; esto nos abre definitivamente una gran oportunidad ante la competencia. En Guatemala, solo dos rones cuentan con esa denominación: el ron Zacapa y el ron Botran”, afirma Isabel Medina, maestra ronera de la casa Botran.   A las industrias de ron agremiadas de Guatemala les tomó aproximadamente cinco años llenar todos los requisitos, entre ellos varios certificados ISO, que exige el gobierno de Guatemala, y el registro de la propiedad intelectual de ese país, que son los órganos que regulan y apoyan la obtención de una denominación de origen.   Un orgullo con sello propio   Alcanzar una denominación de origen involucra factores naturales y humanos, los cuales deben seguir un mismo protocolo para que su denominación se conserve. Para el caso de Botran, los factores naturales que controlan para la elaboración de su ron son los siguientes:   Ron41. Terroir. Guatemala es un país verde con un terroir muy valioso para la siembra de la caña de azúcar. Su suelo es vertisol, es decir, arcilloso y mineral, lo cual es primordial para la siembra de la caña de azúcar, porque concentra los azúcares en sus tallos. Guatemala es el cuarto exportador de azúcar a nivel mundial –toda su costa sur se dedica al cultivo de este producto–. Botran, por su parte, tiene su propio ingenio, que equivale al 2% del suelo vertisol a nivel global.   2. Fermentación. Botran utiliza su propia levadura para este proceso.   3. Destilación. El personal especializado de Botran crea el perfil y carácter de cada uno de sus rones.   4. Añejamiento. Es otra de las fortalezas que Botran resalta de sus productos. “Somos los únicos rones en el mundo que añejamos en las montañas. No añejamos en donde se siembra y se corta la caña, procesos que suceden en tierra cálida, sino que lo hacemos en tierra fría, en Quetzaltenango, una región que en época de frío puede llegar de 0 a los -12 °C, haciendo que el añejamiento sea un proceso más lento. Esto significa que cuando el destilado está reposando en las barricas puede extraer de la madera el aroma, sabor, color y cuerpo que distingue nuestros rones”, explica Isabel.   Las versiones sistema solera de 15 y 18 son rones elaborados a partir de la miel virgen de caña de azúcar y añejados bajo el sistema solera en cuatro tipos de barricas distintas: whiskey americano, whiskey americano quemadas, jerez y oporto. Después de que el ron ha estado entre tres a cinco años en primera estadía, lo extraen y queman nuevamente la barrica, para activar la lignina, uno de los compuestos de la madera que le aporta a los rones notas naturales de vainilla, chocolate y nuez.   Ron55. Maridaje. Botran matiza sus rones combinándolos con agua de sus montañas, de sus pozos, a la cual le aplican un tratamiento especial a fin de ablandarla y que pueda maridar o casar con el ron, ya que la legislación guatemalteca determina que esta bebida debe estar a 40° cuando llega al consumidor –cuando se está añejando en barricas está a 60°–. En cuanto a factores humanos, Botran tiene más de 75 años de experiencia en la elaboración de sus rones.   Los hermanos Botran, cinco españoles, llegaron a Guatemala entre 1911 y 1923, y crearon el ron que lleva su apellido. En los años 80 comenzaron a exportar rones blancos, y hace unos 20 años, empezaron a enfocarse en el mundo del ron añejo; por ello es que en sus bodegas tienen mezclas de 33 a 35 años.   Ron Botran es un ron amigable con los consumidores, que dice cómo se hace, cuáles son sus procesos, cómo se consume y cómo se mezcla. El ron Botran reserva 15, por ejemplo, se hizo con un perfil más semejante a un whisky, con la ventaja de que es un producto versátil que se puede manejar en coctelería premium, y es amigable con el paladar de las mujeres, quienes consideran que los rones solo son para los hombres. “En la casa Botran nos orientamos a ofrecer versatilidad, y con este objetivo en mente creamos el ron Botran reserva 15, a fin de que pudiera ser mezclado con agua, hielo o jugos de frutas. Queremos ofrecer reinterpretaciones de coctelería premium, pues no es lo mismo un Manhattan hecho con otro destilado que uno preparado con un Botran”, afirma Isabel.   El ron Botran Solera 18, por su parte, se hizo de corte señorial, semejante a un coñac, para disfrutar solo o en las rocas. De la mano de Global Wine, el ron Botran hace su debut en Colombia con ron Botran reserva 15 y 18, lo que significa que la edad máxima de los blend de estos rones es 15 y 18, respectivamente. Botran elabora otros rones, pero en Colombia está concentrado en estos dos productos. En el sector retail, este ron es comercializado exclusivamente por el grupo Éxito.   Ron6Global Wine se caracteriza en el sector de food service por importar muchas de las marcas premium que hay en el mercado, y con la introducción de Botran a su portafolio, esta empresa distribuidora quiere entrar con esta marca al segmento de los rones premium. “Planeamos vender unas mil cajas durante el primer año; esto equivale entre un 15 y 20% dentro del segmento premium, y le apostamos a esta marca porque sabemos que es un producto de excelente calidad y tiene el respaldo de la buena imagen de los rones de Guatemala. Además, sabemos que es un producto muy del estilo del colombiano, a quien le gusta un estilo seco, similar a lo que encuentra en un whisky, pero con una muy buena relación precio calidad”, puntualiza José Andrés Gómez, gerente de marca de Global Wine & Spirits.   Debido al crecimiento del sector de la mixología, esta compañía también quiere aprovechar esta oportunidad para enseñarle a la gente a degustar los rones, tequilas, whiskies, de una forma nueva, y eso es lo que pretende hacer con los rones de Botran. Para Mario León, gerente de la marca para Latinoamérica, el mercado colombiano es sumamente atractivo para su gama de rones de lujo, teniendo en cuenta el crecimiento del 30% que ha tenido el segmento en el país en los últimos 5 años. Esto representa un mercado anual superior a los 250 millones de dólares.   Botran es un ron seco, elegante y rico en notas a madera, cacao, vainilla y aromas caramelizados. Es ideal para tomarse solo, con hielo o en coctelería sofisticada, mezclado a la perfección con vino espumante, vermouth y jugo de frutas rojas, ginger y sabores bitter.

Comentarios

comentarios